Ascensos, Traslados y Cesantías

EmailEmail
0
No votes yet
Your rating: None

 

Un ascenso significa subir un peldaño en la estructura de la empresa; larotación de puestos y los traslados son reasignaciones laterales; losdescensos de categoría representan una disminución de jerarquía; y lascesantías (despido basado en un paro involuntario o de fin de temporada) eliminan empleados. Las cesantías, según las consideraremos en este capítulo (en contraste con los despidos, ver Capítulo 14) son paros, en algunos casos temporarios, requeridos por la empresa y que no se relacionan con la conducta o el desempeño laboral de los trabajadores. Con frecuencia, cualquiera de estos cambios ya nombrados ocasionan modificaciones en la remuneración, las obligaciones, y la posición o prestigio del trabajador dentro de la empresa.

Es posible que los agricultores no prevean el efecto negativo de estos cambios sobre el ánimo de los trabajadores. Cuando un trabajador agrícola se siente rechazado, puede manifestar su descontento en forma palpable. Guadalupe Alegría está resentida por el modo como la han tratado y se pregunta: "¿Por qué me mantuvieron en el puesto de administradora durante tanto tiempo y nunca me dijeron que no hacía las cosas bien?" "De hecho, ¿por qué me dijeron que hacía las cosas bien?" "Si ya aprendí mi trabajo y les demostré que podía hacerlo, ¿por qué se lo dieron a otro?".

Lo que sintió José Moreno al enterarse de que no lo habían ascendido a supervisor, era mucho más que amargura. Hasta la fecha cree que su patrón usó la acción afirmativa (en algunos países de América Latina, discriminación positiva, u otras "medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la esfera del empleo") sólo para hacerle una mala jugada y contratar a una mujer como supervisora.

Los empleados ascendidos o nuevamente contratados también pueden tener dificultades al tratar con los Alegría y los Moreno en la empresa. Cuando los trabajadores comprenden las razones por las cuales se toman ciertas decisiones, su estado de ánimo se mantendrá a un nivel más alto.

También pueden surgir dificultades cuando no comprendemos los deseos de los empleados. Cuando se transfiere a una persona que trabajaba sola a un puesto donde debe compartir las tareas con otro, tal persona puede considerar esta decisión como un castigo o una recompensa. Igualmente, cuando se asciende a un empleado sin que éste lo haya solicitado.

En este capítulo, primero veremos qué pueden aportar el mérito y la antigüedad cuando se llevan a cabo ascensos o cesantías. Luego, examinaremos cómo invitar a postulantes afuerinos sin excluir al personal existente. Por último, ofreceremos algunas sugerencias para satisfacer los deseos de los empleados de aportar trabajo que sea valorado, sin tener que recurrir a los ascensos.

Authors: 
Gregorio Billikopf Encina
Publisher: 
University of California
Year: 
1994