Aspectos Importantes del Suelo en la Producción de Hortalizas

0
No votes yet
Your rating: None

 

Cuando hablamos del tipo de suelo nos referimos a su composición física y sus propiedades. Los suelos están compuestos principalmente por minerales descompuestos (arena, limo y arcilla) y materia orgánica descompuesta. Una producción óptima de hortalizas se obtiene con suelos limo-arenoso con buen drenaje. Sin embargo, las hortalizas se desarrollan en una amplia gama de suelos, la mayoría de las hortalizas no se adaptan bien a suelos muy arcillosos que comúnmente se denominan suelos pesados cuyo drenaje y aireación es deficiente ocasionando una restricción en el desarrollo radicular y una mayor incidencia de enfermedades. Además, puede provocar deformación de hortalizas cuya porción comestible está por debajo del nivel del suelo, como es el caso de betabel y zanahoria. Cultivos tales como la sandía y calabaza prefieren suelos arenosos, debido a que su sistema radicular profundiza mucho. El suelo es el recurso fundamental para la producción agrícola, desafortunadamente, normalmente se le dedica muy poco tiempo en la selección del mejor suelo, incluso no hacemos ningún análisis del suelo, para al menos conocer el suelo que tenemos y saber cómo debemos manejarlo. En la producción orgánica de hortalizas el tipo y manejo del suelo son esenciales para la sanidad del cultivo, por lo tanto, debemos hacer un análisis del suelo.
La calidad del suelo tiene una gran influencia como medio de crecimiento, mantener la calidad ambiental y proveer sanidad a las plantas que en él, se desarrollan.
Existen propiedades del suelo que en forma conjunta determinan la calidad del mismo para la producción de un determinado cultivo, estas propiedades son físicas, químicas y biológicas.

Authors: 
Jesús Martínez de la Cerda
Publisher: 
Universidad Autónoma de Nuevo León, México