Despido

0
No votes yet
Your rating: None

 

Mucho se ha dicho en capítulos previos sobre el mejoramiento del desempeño del trabajador. A veces, los trabajadores simplemente no parecen estar a la altura de nuestras expectativas. Razones típicas para el desempeño inferior del trabajador son la falta de destreza, conocimiento o habilidad. Otras causas del desempeño inferior son la falta de motivación y aun fallas de conducta intencionadas. Además, un supervisor debe también considerar honestamente si su propio comportamiento es el que está causando los problemas.

El proceso disciplinario es otra vía más que se puede emplear para lidiar con los desafíos del desempeño. Asimismo, la dependencia excesiva en esta herramienta es un probable indicador de debilidad en otras áreas de administración. En relación a la disciplina de empleados, un gerente ruso de un rancho de ganadería observaba astutamente "La vaca que es golpeada muy frecuentemente, no dará buena leche".

La implantación de un sistema efectivo de reglas disciplinarias puede proteger a la organización, al supervisor que aplica las reglas, y al subordinado que se somete a las mismas. Todos sufren cuando los mensajes concernientes a las desviaciones de conducta y a la disciplina se contradicen.

Cuando la disciplina es llevada a cabo correctamente, los retos frecuentemente se resuelven antes de convertirse en problemas mayores. Una gran parte de la responsabilidad del mejoramiento, cae, como debiera ser, sobre el subordinado. La mayoría de los agricultores se sienten incómodos cuando disciplinan o despiden al personal. Aun cuando deba tomar acciones tan drásticas como el despido, un agricultor que ha seguido los procedimientos descritos en las páginas siguientes podrá dormir mejor de noche. El sabe que dio al trabajador la oportunidad de comprender que su comportamiento era indeseable y las consecuencias de seguir actuando de esa manera, y aun así, el empleado no cambió su comportamiento.

El despido de un empleado tiene implicaciones tanto de orden administrativo, como legal. A seguir consideramos dos directrices contrastantes, "Propia voluntad" frente a "causa-justa".

Authors: 
Gregorio Billikopf Encina
Publisher: 
University of California
Year: 
1994