Estudio de Mercado de Snacks en Estados Unidos

EmailEmail
3.666665
Average: 3.7 (6 votes)
Your rating: None

 

La industria de alimentos en Estados Unidos, incluida la categoría de snacks en general, ha debido enfrentar algunos retos en los últimos 5 años, considerando el incierto entorno económico, las alzas en los costos de las materias primas, y la disminución del ingreso promedio por hogar. A pesar de esto, la industria se ha mostrado resistente, modificando su oferta principalmente en base a los cambios en la conducta de los consumidores y las nuevas tendencias en la industria alimenticia.

En el último tiempo los diferentes productores han tenido que responder rápidamente a una serie de cambios en el mercado de snacks:

  1. Creciente demanda por productos más sofisticados.
  2. Alta competencia entre los mismos productores (principalmente por la fuerte presencia de marcas propias y la presión por “premiumizarse”), influyendo en la innovación y desarrollo de productos.
  3. Auge de productos con valor agregado, en especial de snacks funcionales, snacks energéticos y para deportistas, y snacks naturales.
  4. Auge del “consumo ético”, considerando temas como la sustentabilidad, orgánicos, comercio justo y el origen de las materias primas, mostrando preferencia por las de origen local (local sourcing).
  5. Preocupación por la salud, buscando alimentos que tengan beneficios y que permitan una “automedicación” (vitaminas, antioxidantes, minerales, calcio, fierro, entre otros), siendo la población joven y la de mayor edad los principales consumidores.
  6. Nuevas regulaciones y leyes relacionadas al contenido de grasas trans, publicidad y seguridad alimentaria.
  7. Auge de snacks saludables, principalmente las a) 100% natural, b) wellness (incluyendo vegetales, frutas, frutos secos y deshidratados, productos horneados, snacks liofilizados (freezedried), productos “libres de” (free-from), bajos en grasas, azúcar y sodio), c) snacks funcionales (superfoods, barras energéticas, productos fortificados, snacks desintoxicantes), y d) snacks para el control de peso (porciones controladas y uso de ingredientes con bajo contenido de glucosa y que sacien).

La introducción de snacks saludables fue una la fórmula que utilizaron las empresas para tener ganancias sostenidas en los últimos años. Por ejemplo, las papas horneadas bajas en grasas y paquetes de snack de 100 calorías han tenido gran éxito entre los consumidores conscientes por la salud.

Según el estudio “Snacks Foods in the U.S.” (Septiembre 2012) publicado por Packaged Facts, se prevé que el reciente aumento en el gasto discrecional beneficiará a la industria durante los próximos años, de mantenerse la tendencia. Las ventas de la industria alcanzaron los USD 64 mil millones en 2010, proyectando que alcanzaran ventas por USD 77 mil millones en 2015, con un crecimiento anual promedio en torno al 4%. Ibis World prevé que en 2012 la industria crecerá en un 3,2% como resultado del aumento de los ingresos disponibles, lo que permite a los consumidores adquirir productos discrecionales, como es el caso de snacks. Sumado a una disminución de las comidas en restaurantes, estilos de vida más intensos y ocupados, y preocupaciones por la salud.

Durante los últimos cinco años, los productores de snacks también gozaron de altos márgenes producto de estrategias de marketing efectivas. Estas acciones han reforzado el posicionamiento de las marcas en el mercado, contando con un importante número de clientes fieles. Esta situación les permitió subir los precios sin que bajara significativamente la demanda. Como ejemplo, Frito-Lay anunció que sus productos son más saludables ya que son libres de MSG y, al mismo tiempo, subió los precios debido a la calidad superior percibida por parte de los clientes. La capacidad de las empresas de subir los precios sin afectar la demanda fue otro de los factores que les permitió obtener ganancias, considerando el alza de las materias primas. Por ejemplo, el precio del maíz en 2011 aumentó en un 58%. A pesar de esto, en 2011 los ingresos de la industria aumentaron en un 1,9%. Además de lo anterior, las empresas invirtieron en implementación tecnológica, lo que les permitió disminuir el costo de mano de obra.

En los próximos cinco años, la industria espera mantener su actual ritmo de crecimiento, principalmente mediante el aumento de la inversión en tecnología y desarrollo de nuevos productos saludables. Según el Irene Rosenfeld, CEO de Kraft Foods, uno de los principales operadores de la industria, existe un oportunidad clara de seguir creciendo: “Como empresa hemos invertido fuertemente en el segmento de snacks, porque lo vemos como una clara oportunidad de crecimiento que parece no tener límites si es que miras alrededor del mundo. Si comparas los snacks de un mercado a otro parecen tener un carácter universal”.

Authors: 
Oficina Comercial de ProChile en Washington DC
Publisher: 
ProChile
Year: 
2,012