Guía de Buenas Prácticas para la elaboración de conservas vegetales

0
No votes yet
Your rating: None


Una calidad garantizada se traduce en un ahorro importante de los costos derivados de la producción o consumo de productos en mal estado. Los consumidores reducen sus gastos en alimentos desechados, atención de la salud, medicamentos y pérdidas de días de trabajo mientras que los industriales evitan una mala publicidad y descrédito entre los consumidores, disminuyen sus pérdidas de mercaderías, mejoran sus ventas, evitan pérdidas de tiempo en la producción y reducen los costos por demandas legales.
Para lograr este objetivo de calidad, existen normas elementales que los productores, industriales o manipuladores de alimentos deben adoptar; estas son las BUENAS PRACTICAS DE MANUFACTURA (BPM).
Las BPM tienen como objetivo establecer criterios generales de prácticas de higiene y procedimientos para la manufactura de alimentos inocuos, saludables y sanos destinados al consumo humano que hayan sido sometidos a algún proceso industrial.
Esta publicación ha sido estructurada a la manera de una guía general para efectuar la incorporación las BPM, en los establecimientos que elaboran conservas vegetales.
Siguiendo sus indicaciones se evitará la improvisación y se estimulará la acción preventiva y no reactiva en cada una de las etapas de la cadena.

Authors: 
Susana Hübe
Authors: 
Sergio Flores
Authors: 
María Esther Balanza
Authors: 
Alicia Ordóñez de Yapur
Authors: 
Javier Profili
Authors: 
Mercedes Nimo
Authors: 
Daniel Franco
Publisher: 
Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. Argentina
Year: 
2010