Maní: Guía Práctica para su Cultivo

0
No votes yet
Your rating: None


Para lograr un buen cultivo de maní es necesario utilizar semilla sana, madura, libre de enfermedades, de buen vigor y poder germinativo y de elevada pureza. La semilla de buena calidad ayuda a superar condiciones adversas como bajas temperaturas del suelo, excesiva profundidad de siembra o encostramiento superficial. Las semillas de tamaño medio (granometría 50/60) tienen reservas suficientes que favorecen el rápido crecimiento inicial de las plantas. Otro aspecto muy común que afecta la calidad de la semilla de maní es la mezcla de variedades. La presencia de semillas de otros cultivares perjudica tanto el manejo agronómico como el valor comercial del producto cosechado. La semilla de maní es muy susceptible a alteraciones por lo que el manipuleo debe ser muy cuidadoso.
Contenidos:

  • Introducción
  • Elección del lote
  • Rotación de cultivos
  • Fertilidad del suelo
  • Laboreo del suelo
  • Elección del cultivar
  • Implantación del cultivo
  • Control de malezas
  • Control de insectos
  • Control de enfermedades
  • Riego suplementario
  • Arrancado
  • Cosecha
  • Secado
  • Almacenado

 

Authors: 
Ricardo Pedelini
Publisher: 
INTA Argentina
Year: 
2008