Estudio de Mercado Aceite de Oliva en Bélgica

0
Sin votos aún
Su voto: Nada

 

La UE es el productor líder mundial de aceite de oliva con una participación del 80% y a la vez representa el 70% del consumo de aceite de oliva del mundo. España es el productor líder a nivel mundial, seguido por Italia, Grecia y Portugal. Sin embargo, el hecho de que la UE es autosuficiente, no significa que los aceites de oliva procedentes de terceros países no se comercializan en la UE.

Los países mediterráneos como Túnez, Turquía, Siria y Marruecos, son también importantes productores. En los últimos años, "los nuevos países de aceite de oliva", como Sudáfrica y México, han ganado el interés de los compradores de la UE también. Estos nuevos países parecen ser capaces de producir aceites de oliva que, en calidad son comparables con los europeos. En este sentido, el mercado de la UE puede ofrecer nuevas oportunidades de mercado para otros países no comunitarios que tienen acuerdos de libre comercio con la UE, sobretodo países con las ventajas sanitarias que presenta Chile que permiten ofrecer aceites de oliva de excelente calidad lo cual ha sido demostrado en distintos concursos internacionales.

El aceite de oliva en Bélgica no es tan popular como en los países mediterráneos, sin embargo, el consumidor belga está cada día más preocupado de tener una alimentación sana y saludable, por lo cual, si bien el aceite de oliva no es un ingrediente primordial en el día de hoy, es un producto que tiene bastante potencial para incluirse en la vida cotidiana de los hogares belgas, esto dado los beneficios que presenta para la salud. Por otro lado, una buena alimentación también está siendo relacionada con el concepto de “dieta mediterránea”, lo cual influye directamente en el consumo de aceite de oliva.

Por lo general no existe la costumbre de utilizar el aceite de oliva como medio para freír los alimentos, lo que utilizan son productos sustitutos como el aceite de girasol o soja, mantequilla, margarina u otras grasas, los cuales tienen un precio inferior a cualquier aceite de oliva en el mercado.

En el año 2009, el gasto anual en alimentos por persona en Bélgica fue igual a 1.757 euros, de los cuales 13 euros eran destinados a aceites y 5 euros de estos eran para consumo de aceite de oliva. (fuente: Federale Overheidsdienst Economie).

Finalmente, cabe señalar que en una entrevista a José Lemahieu, Coordinador de Ter Groene Poorte, una de escuelas de Hotelería más prestigiosas en Bélgica, comentó que el uso del aceite de oliva forma parte fundamental dentro de la enseñanza que se les entrega a los estudiantes, no solo por sus cualidades culinarias sino también por los beneficios que tiene para la salud. Por esta razón, es posible visualizar que las nuevas generaciones del sector culinario darán prioridad al aceite de oliva a la hora de elegir sus ingredientes.

Autores: 
Oficina Comercial de ProChile en Bruselas
Editora: 
ProChile
Año: 
2011