Fertirrigación con nitrógeno, fósforo y potasio en cítricos (Primera parte)

3.5
Promedio: 3.5 (2 votos)
Su voto: Nada

Los objetivos de la fertilización son: por un lado, restituir al suelo los nutrientes que la planta extrae durante su desarrollo, cultivo o ciclo vegetativo; y, por otro lado, enriquecer el suelo cuando la concentración de algún nutriente es insuficiente para asegurar la correcta nutrición del cultivo.

Si bien una deficiente nutrición de las plantas produce una reducción de la cosecha, y en muchos casos del tamaño del fruto, el exceso de abonado, por su parte, conlleva una reducción de cosecha y calidad, desequilibrios nutricionales por antagonismos entre nutrientes, alteraciones difícilmente reversibles de las características físicas y químicas del suelo, y, por último, contaminación medioambiental.

La fertirrigación en los cítricos debe, por tanto, compatibilizar las dosis mínimas de fertilizantes con una cosecha óptima, un rendimiento económico satisfactorio y un mínimo grado de contaminación del medio ambiente (Agustí, 2003).

Los factores a tener en cuenta para la determinación de las necesidades nutritivas de los cítricos se resumen a continuación:

  • Capacidad productiva media del cultivo
  • Análisis foliar: estado nutritivo del árbol
  • Análisis de suelo: textura; contenido en materia orgánica, caliza activa y elementos nutritivos; estado hídrico; y capacidad de bloquear o adsorber nutrientes
  • Análisis del agua de riego: contenido en nutrientes y necesidades de tratamiento.
  • Edad de la plantación: diámetro de copa
  • Tipo de variedad: temprana, de plena estación o tardía
  • Patrón: comportamiento de una misma variedad puede diferir según patrón
  • Historial de abonado en años anteriores
  • Síntomas visuales de deficiencias
  • Estado fitosanitario: influencia sobre estado nutricional y confusión de síntomas

 

Autores: 
Juan Manuel Bohórquez Caro
Editora: 
Junta de Andalucía
Año: 
2008