Reducción de la lixivación de nitratos y manejo mejorado de nitrógeno con sondas de succión en cultivos hortícolas

0
Sin votos aún
Su voto: Nada


El nitrógeno (N) es el nutriente añadido en mayor cantidad a los cultivos. Sin el aporte de N fertilizante, los altos niveles productivos en la producción moderna de cultivos no serían posibles, con lo cual no se podría alimentar a la actual población mundial de 6.000 millones de habitantes. Generalmente, sólo un 20-50% de N mineral aportado a un cultivo es recuperado por las plantas, y gran parte del N no recuperado por el cultivo se pierde al medioambiente. Esta es una característica básica y un problema de la agricultura moderna en todo el mundo. Las pérdidas de N no pueden ser eliminadas por completo, sin embargo, pueden ser reducidas de forma importante. Uno de los objetivos de la agricultura moderna es el de mantener una elevada producción agrícola de gran calidad, reduciendo el impacto ambiental, como es la pérdida de grandes cantidades de N hacia el medioambiente.
En sistemas hortícolas intensivos como en Almería, la pérdida más importante de N al medioambiente es por lixiviación de nitratos, que son los nitratos que no son aprovechados por el cultivo y que pueden ser arrastrados por el agua de riego en profundidad, y que por tanto, tienen el potencial de llegar a acuíferos superficiales. De hecho, los nitratos lixiviados desde los cultivos son la mayor fuente de contaminación por nitratos de los acuíferos, y es un problema a nivel mundial. Sin embargo, para que exista lixiviación de nitratos es necesario que se produzcan simultáneamente un exceso de nitratos en el suelo y un exceso de agua.
En muchas zonas, el agua para consumo humano procede de los acuíferos. La principal preocupación de la contaminación por nitratos de los acuíferos está relacionada con problemas para la salud y el medioambiente. El problema más grave para la salud es la metahemoglobinemia o ‘síndrome de los bebes azules’. El nitrato puede ser reducido a nitrito en la saliva y jugos gástricos de los bebes. Este nitrito tiene el poder de reducir la capacidad de la sangre para transportar oxígeno provocando asfixia, la cual puede causar daño cerebral o la muerte en bebes. Los límites de concentración de nitratos en aguas de consumo humano se han establecido basándose en este riesgo. La Unión Europea (UE) ha adoptado un límite de nitrato de 50 mg NO3 - L-1 y de nitrito de 0.5 mg NO2 - L-1 para este tipo de aguas.
El principal problema medioambiental causado por los nitratos es la eutrofización. El nitrato de los acuíferos puede llegar a los ríos, estuarios y aguas costeras, provocando un crecimiento rápido en algunas especies que pueden provocar grandes cambios en la composición de poblaciones naturales. Con la muerte y descomposición de la biomasa producida, puede haber una disminución importante del oxígeno disponible en los sistemas acuáticos, que puede causar la muerte de plantas acuáticas y peces.

Autores: 
María Rosa Granados García
Autores: 
Rodney B. Thompson
Autores: 
María Dolores Fernández Fernández
Autores: 
Juan Carlos Gázquez Garrido
Autores: 
María Luisa Gallardo Pino
Autores: 
Carolina Martínez-Gaitán
Editora: 
Fundación Cajamar
Año: 
2007