Secado Solar, Valor Agregado para Pequeños Productores de Oregano en el Alto Valle de Río Negro, Argentina

0
Sin votos aún
Su voto: Nada

 

El consumo de hierbas aromáticas viene registrando un sostenido aumento a nivel mundial en los últimos años, especialmente en los países desarrollados. Las hierbas aromáticas deshidratadas se usan en alimentos; se comercializan en forma de condimentos o aromas y como guarnición. También son demandadas por la industria veterinaria, medicinal, fitocosmética y por el mercado de fragancias. La república Argentina posee excelentes condiciones para la producción de especies aromáticas en una vasta zona de su territorio, con clima templado. Dentro de las aromáticas, el orégano ocupa el primer lugar en superficie cultivada, con una participación sobre el total del 11,2%. A las zonas tradicionalmente productoras de aromáticas; Mendoza, San Juan y Córdoba, se incorpora, en los últimos años, el Alto Valle de Río Negro. En esta zona el cultivo de hierbas aromáticas comienza en el año 2001, impulsado por el Programa Aromáticas del Centro PyME, alcanzando niveles de gran rentabilidad en el segmento de oréganos. La superficie plantada se incrementó un 720 % y la producción acumulada un 163 %, equivalente a 54 toneladas de producto. Uno de los problemas tecnológicos a resolver en este sector es el desarrollo de tecnologías alternativas de secado, que permitan disminuir el uso de energías convencionales en períodos en que las condiciones climáticas no permiten el óptimo secado del producto. En este trabajo se presentan los resultados de una investigación que ha permitido a los productores de orégano locales añadir valor agregado a la producción anual a través de la utilización de secadero solar. La incorporación de esta tecnología permitió obtener un 33 % de valor agregado al producto. 

Autores: 
Claudia Moreno
Autores: 
Hugo Curzel
Autores: 
Mariconda Laura
Autores: 
Biec Marisa
Editora: 
Revista Iberoamericana de Tecnología Postcosecha
Año: 
2008