Un nuevo paradigma para el manejo de suelos hortícolas

0
Sin votos aún
Su voto: Nada

 
En la formación natural de un centímetro cúbico de suelo la naturaleza a partir de la combinación de factores y procesos diversos que intervienen en ella, demora aproximadamente unos 500 años; sin embargo cuan fácil se pierde uno o más centímetro cúbico de suelo con un solo aguacero de moderada intensidad o con practicas agrícolas no adecuadas en el tiempo. Este recurso natural como objeto y medio de producción ha experimentado profundas transformaciones adquiriendo rasgos impropios de los suelos naturales. A diferencia del agua dulce y la vegetación los mismos resultan de difícil renovación. La creación artificial de nuevos suelos en lugar de destruirlos es posible pero resulta una complicada y costosa gestión. Como principales causas de la degradación de los suelos tenemos entre otras:

  • Inadecuada planificación del uso de los suelos de acuerdo a sus características.
  • Incorrecto manejo en la preparación de los suelos.
  • Incorrecto aplicación de fertilizantes minerales y agro tóxicos,
  • Falta de conocimientos acerca de la erosión y medidas de prevención.
  • Utilización de los recursos hídricos (riego) de forma indiscriminada.
  • Desarrollo urbanos sobre suelos con vocación agrícola aumentando la presión hacia la montaña
  • Deficiente aplicación de abonos orgánicos.

Esta propuesta trata de mostrar una nueva alternativa a fin de agredir en lo menos posible al suelo. Nos basamos en principios de mantener una bioestructura en el tiempo. Nos trazamos como una hipótesis a ser comprobada que el suelo es responsable en un alto porcentaje de los problemas que acontecen durante el ciclo de los cultivos horticolas. Para tales efectos debemos de partir como base de una compactación natural inicial donde se van a edificar las estructuras.

Autores: 
Nelson R Ortiz
Editora: 
FUNDACETA, Venezuela